ISO 9001:2015. ENFOQUE BASADO EN PROCESOS

ISO 9001:2015. ENFOQUE BASADO EN PROCESOS

En la nueva versión de la Norma ISO 9001:2015 se destaca la intención de enfatizar y guiar el Enfoque en Procesos. Dicho concepto fue introducido en la versión 2000 como uno de los principios de la gestión.

Ahora la nueva versión lo incluye a nivel de requisito y especifica elementos mínimos para su aplicación, asemejándose de esta manera al proceso HACCP.

 

NUEVA ISO 9001:2015 - ENFOQUE EN PROCESOS

NUEVA ISO 9001:2015 – ENFOQUE EN PROCESOS

 

De acuerdo al borrador dado a conocer hasta el momento, y que se espera no resulte muy distinto de la versión que se publicará en septiembre de 2015, la Norma ISO 9001:2015 en el Capítulo 4.4 “Sistema de Gestión de la Calidad y sus procesos” especifica los requisitos esenciales para comprender plenamente el Enfoque en Procesos.

De este modo, se indica que la organización deberá determinar:

  • Los insumos necesarios y los resultados esperados de estos procesos.
  • La secuencia e interacción de procesos.
  • Los criterios y métodos, incluyendo mediciones e indicadores de desempeño relacionados, necesarios para garantizar el funcionamiento eficaz y el control de los procesos.
  • Los recursos necesarios y su disponibilidad.
  • La asignación de las responsabilidades y autoridades para los procesos.
  • Los riesgos y oportunidades en conformidad con el requisito 6.1 y planificar y ejecutar las acciones apropiadas para hacerles frente.
  • Los métodos de vigilancia, medición y evaluación de procesos y, si es necesario, los cambios en los mismos para asegurar que se alcanzan los resultados previstos.
  • Las oportunidades de mejora de los procesos y el sistema de gestión de la calidad.

El enfoque basado en procesos es una herramienta formidable para gestionar y organizar las actividades de una organización, permitiendo además crear valor para el cliente y otras partes interesadas.

El enfoque basado en procesos que promueve ISO 9001:2015 se orienta hacia una gestión más horizontal, con el propósito de cruzar
barreras entre las unidades funcionales y unificar sus enfoques hacia las principales metas de la organización.

Entre las ventajas que supone el enfoque en procesos en una gestión de una empresa se destacan las siguientes:

  • Reconocimiento de las cohesiones de las actividades entre los distintos puestos de trabajos que hay en una organización.
  • Examinar y comprender la incidencia de cada etapa o actividad relacionado con la satisfacción de los clientes, tanto internos como externos.
  • Determinar ordenadamente las actividades fundamentales para el logro de los objetivos definidos.
  • Expresar las obligaciones y responsabilidades para llevar la gestión de las actividades que sirven de base de cada proceso.

De este modo, la principal ventaja del enfoque basado en procesos en el Sistema de Gestión de la Calidad, reside en lograr la gestión y control de cada una de las interacciones entre los procesos y las jerarquías funcionales de la organización.

LOS MAPAS DE PROCESOS COMO HERRAMIENTA DE GESTIÓN

En forma previa, en este blog se ha publicado el artículo ENFOQUE BASADO EN PROCESOS COMO PRINCIPIO DE GESTIÓN en el cual se definen los aspectos centrales acerca de los Mapas de Procesos.

GESTION POR PROCESOS

GESTION POR PROCESOS

 

CONSECUCIÓN DE LOS OBJETIVOS GLOBALES

Tomando como referencia lo establecido en los apartados anteriores, las actuaciones a emprender por parte de una organización para dotar de un enfoque basado en procesos a su sistema de gestión, se pueden agregar en cuatro grandes pasos:
1. La identificación y secuencia de los procesos.
2. La descripción de cada uno de los procesos.
3. El seguimiento y la medición para conocer los resultados que obtienen.
4. La mejora de los procesos con base en el seguimiento y medición realizados.

Identificación y secuencia de los procesos. Mapa de procesos
El primer paso para adoptar un enfoque basado en procesos en una organización, en el ámbito de un sistema de gestión, es precisamente reflexionar sobre cuáles son los procesos que deben configurar el sistema, es decir, qué procesos deben aparecer en la estructura de procesos del sistema.

Como se ha dicho, la actual norma ISO 9001:2008 no establece de manera explícita qué procesos o de qué tipo deben estar identificados, si bien induce a que la tipología de procesos puede ser de toda índole (es decir, tanto procesos de planificación, como de gestión de recursos, de realización de los productos o como procesos de seguimiento y medición). Esto es debido a que no se pretende establecer uniformidad en la manera de adoptar este enfoque, de forma que incluso organizaciones similares pueden llegar a configurar estructuras diferentes de procesos.

Este “dilema” suele ser el primer obstáculo con el que se encuentra una organización que desee adoptar este enfoque. Ante este “dilema”, es necesario recordar que los procesos ya existen dentro de una organización, de manera que el esfuerzo se debería centrar en identificarlos y gestionarlos de manera apropiada. Habría que plantearse, por tanto, cuáles de los procesos son los suficientemente significativos como para que deban formar parte de la estructura de procesos y en qué nivel de detalle.

Por supuesto, ante esta situación la sugerencia es adelantarse a los cambios y adoptar los conceptos definidos por la Norma ISO 9001:2015 en el capítulo 4.4 “Sistema de Gestión de la Calidad y sus procesos”, tal como se comentó al comienzo de este artículo.

Entonces, la identificación y selección de los procesos a formar parte de la estructura de procesos no deben ser algo trivial, y debe nacer de una reflexión acerca de las actividades que se desarrollan en la organización y de cómo éstas influyen y se orientan hacia la consecución de los resultados.

Los principales factores para la identificación y selección de los procesos son los siguientes:
• Influencia en la satisfacción del cliente.
• Los efectos en la calidad del producto/servicio.
• Influencia en Factores Clave de Éxito (FCE).
• Influencia en la misión y estrategia.
• Cumplimiento de requisitos legales o reglamentarios.
• Los riesgos económicos y de insatisfacción.
• Utilización intensiva de recursos.

 

Una vez efectuada la identificación y la selección de los procesos, surge la necesidad de definir y reflejar esta estructura de forma que facilite la determinación e interpretación de las interrelaciones existentes entre los mismos.

La manera más representativa de reflejar los procesos identificados y sus interrelaciones es precisamente a través de un mapa de procesos, que viene a ser la representación gráfica de la estructura de procesos que conforman el sistema de gestión.

Para la elaboración de un mapa de procesos, y con el fin de facilitar la interpretación del mismo, es necesario reflexionar previamente en las posibles agrupaciones en las que pueden encajar los procesos identificados.

La agrupación de los procesos dentro del mapa permite establecer analogías entre procesos, al tiempo que facilita la interrelación y la interpretación del mapa en su conjunto.

El tipo de agrupación puede y debe ser establecido por la propia organización, no existiendo para ello ninguna regla específica, aunque podrían adoptarse tipos de agrupaciones como la siguiente:

• Procesos estratégicos como aquellos procesos que están vinculados al ámbito de las responsabilidades de la dirección y, principalmente, al largo plazo. Se refieren fundamentalmente a procesos de planificación y otros que se consideren ligados a factores clave o estratégicos.
• Procesos operativos como aquellos procesos ligados directamente con la realización del producto y/o la prestación del servicio. Son los procesos de “línea”.
• Procesos de apoyo como aquellos procesos que dan soporte a los procesos operativos. Se suelen referir a procesos relacionados con recursos y mediciones.

También se debe considerar una clasificación de los procesos de manera de esté en linea con los capítulos de la nueva Norma ISO 9001:2015.

 

NUEVA NORMA ISO 9001:2015 - GESTION DE LA CALIDAD

NUEVA NORMA ISO 9001:2015 – GESTION DE LA CALIDAD

 

Considerando la agrupación elegida por la organización, el mapa de procesos debe incluir de manera particular los procesos identificados y seleccionados, planteándose la incorporación de dichos procesos en las agrupaciones definidas.

Para establecer adecuadamente las interrelaciones entre los procesos es fundamental reflexionar acerca de qué salidas produce cada proceso y hacia quién van, qué entradas necesita el proceso y de dónde vienen y qué recursos consume el proceso y de dónde proceden.

Las agrupaciones permiten una mayor representatividad de los mapas de procesos, y además facilita la interpretación de la secuencia e interacción entre los mismos.
Las agrupaciones, de hecho, se pueden entender como macro-procesos que incluyen dentro de sí otros procesos, sin perjuicio de que, a su vez, uno de estos procesos se pueda desplegar en otros procesos (que podrían denominarse como subprocesos, o procesos de 2° nivel), y así sucesivamente.

En función del tamaño de la organización y/o la complejidad de las actividades, las agrupaciones y la cantidad de procesos (así como los posibles niveles) serán diferentes.

Resulta conveniente considerar no caer en un exceso de documentación, que además puede dificultar la interpretación de los mapas. Hay que tener presente que los mapas de procesos son un instrumento para la gestión y no un fin en sí mismo.

 

Descripción de los procesos
El mapa de procesos permite a una organización identificar los procesos y conocer la estructura de los mismos, reflejando las interacciones entre los mismos, si bien el mapa no permite saber cómo son “por dentro” y cómo permiten la transformación de entradas en salidas.
La descripción de un proceso tiene como finalidad determinar los criterios y métodos para asegurar que las actividades que comprende dicho proceso se llevan a cabo de manera eficaz, al igual que el control del mismo.

Esto implica que la descripción de un proceso se debe centrar en las actividades, así como en todas aquellas características relevantes que permitan el control de las mismas y la gestión del proceso.

La descripción de las actividades de un proceso se puede llevar a cabo a través de un diagrama, donde se pueden representar estas actividades de manera gráfica e interrelacionadas entre sí.

Estos diagramas facilitan la interpretación de las actividades en su conjunto, debido a que se permite una percepción visual del flujo y la secuencia de las mismas, incluyendo las entradas y salidas necesarias para el proceso y los límites del mismo.

Uno de los aspectos importantes que deberían recoger estos diagramas es la vinculación de las actividades con los responsables de su ejecución, ya que esto permite reflejar, a su vez, cómo se relacionan los diferentes actores que intervienen en el proceso.

Puede ser habitual que debido a la complejidad del proceso y/o a la extensión de las actividades que lo comprenden no se pueda representar gráficamente el conjunto de las mismas en un diagrama.
Esta dificultad se puede solventar a través de aclaraciones al pie del diagrama, o bien a través de otros diagramas de proceso complementarios o bien a través de otros documentos anejos, según convenga.

Aunque la elaboración de un diagrama de proceso requiere de un importante esfuerzo, la representación de las actividades a través de este esquema facilita el entendimiento de la secuencia e interrelación de las mismas y favorece la identificación de la “cadena de valor”, así como de las relaciones entre los diferentes actores que intervienen en la ejecución del mismo.

 

NUEVA ISO 9001:2015 - SISTEMA DE GESTION DE LA CALIDAD

NUEVA ISO 9001:2015 – SISTEMA DE GESTION DE LA CALIDAD

 

Descripción de las características del proceso (Ficha de proceso)

Una Ficha de Proceso se puede considerar como un soporte de información que pretende recabar todas aquellas características relevantes para el control de las actividades definidas en el diagrama, así como para la gestión del proceso.

La información a incluir dentro una ficha de proceso puede ser diversa y deberá ser decidida por la propia organización, y debería ser la necesaria para permitir la gestión del mismo.

Seguidamente se definen aquellos conceptos que se han considerado relevantes para la gestión de un proceso y que una organización puede optar por incluirlo en la ficha de proceso correspondiente:

  • Misión u objeto: Es el propósito del proceso. Hay que preguntarse ¿cuál es la razón de ser del proceso? ¿Para qué existe el proceso?. La misión u objeto debe inspirar los indicadores y la tipología de resultados que interesa conocer.
  • Propietario del proceso: Es la función a la que se le asigna la responsabilidad del proceso y, en concreto, de que éste obtenga los resultados esperados (objetivos). Es necesario que tenga capacidad de actuación y debe liderar el proceso para implicar y movilizar a los actores que intervienen.
  • Alcance del proceso: Aunque debería estar definido por el propio diagrama de proceso, el alcance pretende establecer la primera actividad (inicio) y la última actividad (fin) del proceso, para tener noción de la extensión de las actividades en la propia ficha.
  • Indicadores del proceso: Son los indicadores que permiten hacer una medición y seguimiento de cómo el proceso se orienta hacia el cumplimiento de su misión u objeto. Estos indicadores van a permitir conocer la evolución y las tendencias del proceso, así como planificar los valores deseados para los mismos.
  • Recursos: Se pueden también reflejar en la ficha (aunque la organización puede optar en describirlo en otro soporte) los recursos humanos, la infraestructura y el ambiente de trabajo necesario para ejecutar el proceso.

Aquí también se presenta la sugerencia es adelantarse a los cambios y adoptar, al momento de efectuar la ficha de procesos, los conceptos definidos por la Norma ISO 9001:2015 en el capítulo 4.4 “Sistema de Gestión de la Calidad y sus procesos”, tal como se comentó al comienzo de este artículo.

De la información anterior, se destaca de manera particular la importancia de reflexionar y recoger en la ficha de proceso la misión u objeto del mismo como una característica fundamental. La misión u objeto de un proceso se refiere al propósito, a su razón de ser, y marca la tipología de resultados que se pretenden alcanzar en el ámbito de dicho proceso. Es importante asegurar que se encuentra alineado con la Misión y la Estrategia general de la organización, así como garantizar una coherencia con el resto de procesos.

Una organización debe tender a configurar sus procesos de forma que, para cada uno de ellos, se determine su misión y, en consecuencia, los resultados deseados a través de valores de referencia sobre los indicadores establecidos (es decir, los objetivos). Para ello, deberá asignar como propietarios a las funciones pertinentes que puedan actuar sobre las variables de control que previsiblemente le conduzcan a la consecución de los objetivos definidos. Con estas consideraciones, se debe formalizar la ficha de proceso correspondiente.

 

TRANSICIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 – RECOMENDACIONES (Continuación)

Continuando con las recomendaciones mencionadas en el artículo anterior “ISO 9001:2015. HACIA LA MADUREZ EN LA GESTIÓN” se deberían tener muy en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Dedicar especial cuidado al asesoramiento que se recibe, ya que esta versión ISO 9001:2015 exige que este asesoramiento esté basado no sólo en el mero conocimiento de los requisitos normativos sino, y sobre todo, en formación académica de alto nivel y experiencia gerencial para entender el negocio.
  2. No dedicar más tiempo y dinero a la actual versión, que pronto quedará desactualizada.
  3. Analizar bien si la gerencia de la organización está preparada para la alta exigencia del nuevo estandard.
  4. Redefinir la gestion de la información con base en criterios modernos de gestión.
  5. Revisar el enfoque para la identificación, gestión y control de procesos.
  6. Hacer un Diagnóstico ISO 9001:2005 de la situación del SGC con respecto a los nuevos requisitos.

Si bien se estima que habrá un periodo transitorio de convivencia de ambas versiones de la norma ISO 9001, puede considerarse muy recomendable que cualquier tipo de organización, sin importar el tamaño, industria o sector, comience cuanto antes el proceso de transición a la nueva Norma ISO 9001:2015.

 

Bibliografía:

ISO 9001:2008 – Requisitos para sistemas de gestión de la calidad
ISO 9000:2005 “Sistemas de Gestión de la Calidad. Fundamentos y Vocabulario”
ISO 9004:2000 – Sistemas de gestión de la calidad, Directrices para la mejora del desempeño
DIS 9001:2015, Quality management systems — Requirements, ISO/TC 176/SC 2
ISO/TC 176/SC 2/N544R. Guidance on the Process Approach to Quality Management. ISO
Mejora del Valor Añadido en los Procesos. William E. Trishchler 1996. Ediciones Gestión 2000
Estrategia Competitiva. Michael E. Porter 2000. Compañía Editorial Continental
Gestión Basada en Procesos. Instituto Andaluz de Tecnología 2002

 

WORKSHOP ISO 9001:2015

WORKSHOP ISO 9001:2015

ISO 9001:2015. HACIA LA MADUREZ EN LA GESTIÓN

ISO 9001:2015. HACIA LA MADUREZ EN LA GESTIÓN

Mucho se discute ante la inminente vigencia de la nueva ISO 9001:2015. Sin embargo, la mayoría de los foros centran su atención en los aspectos normativos, formales y burocráticos que se modifican, dejando de lado otros temas que consideramos más relevantes, como el valor de las certificaciones actuales y el escaso aporte a los resultados operativos de las organizaciones.

En este sentido, creemos que la nueva ISO 9001:2015 representa un aporte muy significativo que viene para jerarquizar el valor de los certificados y mejorar el desempeño de las organizaciones. Por ello celebramos el cambio.

En Calidad & Gestión, más que las cuestiones formales, siempre nos han interesado los aspectos “de fondo”, esos que inciden en la eficacia de la organización y que contribuyen tanto a la satisfacción de los clientes como al éxito en general de la empresa. En definitiva, nos enfocamos en la competitividad y en los beneficios económicos que las empresas obtienen al implementar y certificar sus sistemas de gestión.

En este artículo analizamos brevemente los cambios en la norma, tomando en consideración aquellos aspectos sustanciales del modelo que contribuyen al éxito de la organización.

 

NUEVA ISO 9001:2015 - SISTEMA DE GESTION DE LA CALIDAD

NUEVA ISO 9001:2015 – SISTEMA DE GESTION DE LA CALIDAD

 

Con motivo de la próxima versión de ISO 9001 que se espera entre en vigencia durante la primavera austral de 2015, mucho se ha comentado sobre los cambios formales que la norma presenta respecto de su versión 2008.

La novedosa High Level Structure (HLS), también conocida como “Anexo SL”, la eliminación de las acciones preventivas, la desaparecida función de representante de la dirección, la supresión del manual de calidad y demás procedimientos de los requisitos, la adecuación a actividades de servicios y otros aspectos formales parecen dominar la escena en los foros sobre el tema, generando la sensación que gran parte de los interesados en el tema, sino la mayoría, parece perder de vista lo más sustancial del cambio: la versión ISO 9001:2015 se aproxima a los esquemas de excelencia expresados en las bases de los diferentes premios nacionales a la calidad vigentes en muchos países.

Y además, que este acercamiento no es mera casualidad o especulación, sino que es un cambio trascendente, adecuado y oportuno que responde a dos demandas del presente:

  1. Valorizar el certificado ISO 9001. Es decir que a partir de ISO 9001:2015, la certificación de una empresa no pueda ser tomada, como ocurre actualmente en muchos casos, como un mero formalismo, y que además asegure que la decisión estratégica de la dirección de demostrar la capacidad de la organización y aumentar la satisfacción de sus clientes se exprese en resultados concretos y verificables.
  2. Modernizar la norma, adecuándola a las actuales (y mejores) prácticas de gestión. Se trata de un paso en la evolución de las mismas, desde el Control y Aseguramiento, pasando por la Gestión, y ahora sumando los Resultados.

En cuanto a la valorización del sistema global de certificaciones, a nadie escapa que una porción relevante de organizaciones mantienen sus certificaciones a través de un sistema burocrático que se moviliza poco tiempo antes de las auditorias de tercera parte. Es evidente también en muchas organizaciones la falta de un compromiso genuino de la dirección.

Consecuentemente, en pocas organizaciones se evidencia la eficacia del sistema de gestión por medio de resultados concretos.

De hecho, durante la vigencia de las primeras versiones de la norma (de 1987 y 1994), muchas empresas certificadas no pudieron alcanzar los éxitos esperados e incluso fracasaron a pesar de la adopción de sistemas de gestión certificados. Consecuentemente arreciaron las críticas sobre el modelo al cual se lo tildaba (no sin algo de razón) de muy burocrático y se le reprochaba de ser inconducente a una mejor calidad de productos. Durante la vigencia de las primeras versiones también se notó que asegurar la calidad no otorga garantías de sustentabilidad del negocio de la empresa. Sin esa condición ninguna empresa es confiable, sin confiabilidad no hay calidad asegurada, ni satisfacción del cliente.

 

NUEVA ISO 9001:2015 - EL FUTURO DE LOS SISTEMAS DE GESTION DE LA CALIDAD

NUEVA ISO 9001:2015 – EL FUTURO DE LOS SISTEMAS DE GESTION DE LA CALIDAD

 

Procurando corregir aquellas falencias, la versión 2000 mudó del concepto de “modelo de aseguramiento” al de “sistema de gestión” de la calidad. Un buen paso adelante que, entre otras mejoras, minimizaba la burocracia documental original, definía principios rectores para la gestión y establecía la obligación de medir, analizar y mejorar el desempeño. Más aún, en su introducción incluye el valor estratégico de la adopción de este modelo, la influencia del entorno, los cambios en el mismo y… ¡hasta los RIESGOS ASOCIADOS!

Sin embargo, nada de estos últimos conceptos se incorporaron a nivel de requisitos. Consecuentemente, la displicencia más la picardía de algunos gerentes, ayudados por consultores, han sido determinantes para neutralizar las muy buenas directrices que la versión 2000 trajo consigo.

Entonces, ¿Qué hay de nuevo en ISO 9001:2015?, ¿Por qué es tan significativo? Además de los aspectos mencionados en artículos anteriores (Matriz de Correlación de ISO 9001:2008 a ISO 9001:2015, El Futuro de las Normas ISO, Principios de Gestion de la Calidad en ISO 9001:2015, Nueva ISO 9001 Version 2015), en pocas líneas las respuestas son:

  1. Define como elemento referencial para el sistema de gestión a la estrategia de la organización, incluso por sobre la propia norma. Desde el primer párrafo en que se expresan los requisitos la norma el draft establece la obligatoriedad de identificar aspectos internos y externos relevantes a sus objetivos y dirección estratégica.
  2. Hace un mayor énfasis en el Enfoque basado en procesos, que constituye una herramienta formidable para gestionar y organizar las actividades de cualquier empresa, favoreciendo la creación de valor para el cliente y otras partes interesadas.
  3. Considera a nivel de requisitos las necesidades y expectativas de las partes interesadas, no sólo de los clientes. ¡Ahora cuentan los accionistas! Es decir que para la gestión de la calidad, ahora también importan los beneficios!
  4. Eleva a nivel requisito (es decir obligatorio) el conocimiento y análisis del contexto y sus influencias sobre la organización, su estrategia y objetivos.
  5. ISO 9001:2015 conserva la neutralidad respecto de la metodología a adoptar. Sin embargo, al definir el contexto, identificar las partes interesadas, establecer el alcance, aplicar el enfoque de procesos y seleccionar los objetivos; identifica con total claridad elementos y aspectos mínimos que deben contemplarse, eliminando cualquier posibilidad de ambigüedad. En simples palabras:¡No más perorata con las cuestiones esenciales del sistema!
  6. Pensamiento basado en el riesgo: Exige que se aporten evidencias del análisis de riesgos en varios aspectos y procesos del sistema de gestión. Tanto en la concepción estratégica del sistema como en cada uno de los procesos deben explicitarse, analizarse y prevenirse los riesgos inherentes.
  7. Aumenta la responsabilidad de la alta dirección, reclamando mucho más que “mero compromiso” y le exige “liderazgo y compromiso” para con el sistema de gestión, las necesidades y expectativas de los clientes. Esto significa que los gerentes deberán demostrar sus habilidades para influir positivamente sobre el entorno organizacional a fin de lograr los objetivos y metas.
  8. Para ISO 9001:2015 ya no interesa tanto eso de “establecer, documentar, implementar y mantener un sistema de gestión de la calidad” expresado en la versión vigente. Ahora será necesario demostrar con objetividad e información documentada que se alcanzan los resultados planificados.
  9. Esquiva los recovecos burocráticos de los temas documentales y se enfoca en la información documentada que aporta evidencia del cumplimiento efectivo. Aquí debe entenderse bien de que se trata de “resultados documentados”, y no “documentos aprobados”.
  10. Incluye el concepto de Gestión del conocimiento mediante el capítulo de “Conocimiento organizacional”, señalando que la organización debe determinar el conocimiento necesario para la operación de su SGC, y así asegurar la conformidad de los productos y servicios y mejorar la satisfacción del cliente. La organización tendrá que mantener, proteger y asegurar la disponibilidad de este conocimiento colectivo, que puede incluir documentos, capacidades, experiencias, habilidades, conocimientos del personal, etc.
NUEVA NORMA ISO 9001:2015 - GESTION DE LA CALIDAD

NUEVA NORMA ISO 9001:2015 – GESTION DE LA CALIDAD

 

Sin dudas ISO 9001:2015 representa un gran paso en la dirección correcta. Hacia un mundo en el cual la certificación por esta norma deba honrarse con una gestión madura, profesional y acorde a los tiempos, sin lugar para los coleccionistas de papeles vacíos de contenido, ni más enredos documentales sin sentido práctico. A partir de ISO 9001:2015, toda organización que pretenda exhibir un certificado de su sistema de gestión tendrá que ganárselo demostrando que éste se diseñó para ser el sistema con que la organización va a trabajar para alcanzar sus objetivos de negocio, y no que sólo se hizo con la finalidad de lograr el certificado.

Queda sin embargo una pregunta pendiente: ¿Están todos los involucrados, directores, gerentes, consultores y auditores preparados para este cambio?
Independientemente de la respuesta a la pregunta anterior, celebramos el cambio y el desafío que representa.

 

Roberto F. Lemo
Director C&G
Roberto Lemo es Ingeniero Químico y Master en Dirección de Empresas Industriales. Posee amplia experiencia en implementación de las normas ISO 9000, ISO 50001, ISO 14000 y Seguridad Alimentaria (BPM-HACCP e ISO 22000), y en el diseño funcional de aplicaciones de SW para sistemas de gestión de calidad. Desde 2012 es Director de Calidad & Gestión junto con Hugo Gonzalez.

 

Bibliografía:

DIS 9001:2015, Quality management systems — Requirements, ISO/TC 176/SC 2

 

TRANSICIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 – RECOMENDACIONES

La nueva versión ISO 9001:2015 a publicarse en septiembre de 2015 constituye un gran avance hacia los modelos de excelencia en la gestión de organizaciones, al tiempo que orienta en la aplicación efectiva de los procesos principales de la gestión. Se trata de una revisión profunda y trascendente que corrige los resabios burocráticos del modelo y afirma la importancia de la estrategia y la inteligencia de negocios para el éxito de la Empresa.

Aprovechar sus ventajas implica un esfuerzo de desarrollo de competencias de los cuadros gerenciales y replanteos de los Sistemas de Gestión actuales.

El cumplimiento de estándares internacionales y la adopción de sistemas de calidad deben ser considerados como un agente de cambio dentro de toda la organización y un factor indispensable en la consecución de los negocios, por lo que toda organización requiere comprender que un Sistema de Gestión de la Calidad necesita que se destinen recursos para mantenerse vigente a largo plazo.

Si bien se estima que habrá un periodo transitorio de convivencia de ambas versiones de la norma ISO 9001, puede considerarse muy recomendable que cualquier tipo de organización,
sin importar el tamaño, industria o sector, comience cuanto antes el proceso de transición a la nueva Norma ISO 9001:2015, haciendo especial énfasis en el tema de Gestión de Riesgos para entender dónde está la prevención, identificar los riesgos y definir cómo se mitigarán.

En cuanto a las organizaciones pequeñas, para efectuar una adecuada adaptación a ISO 9001:2015 es sumamente importante que se enfoquen en dos áreas: prevención de riesgos y mejoras visibles en el sistema de gestión de la calidad.

 

 

 

 

WORKSHOP ISO 9001:2015

WORKSHOP ISO 9001:2015

LA GESTION BASADA EN PROCESOS Y LOS OBJETIVOS

LA GESTION BASADA EN PROCESOS Y LOS OBJETIVOS

En un artículo publicado anteriormente, ENFOQUE BASADO EN PROCESOS COMO PRINCIPIO DE GESTIÓN se han establecido los conceptos elementales acerca del significado del enfoque basado en procesos.

GESTION POR PROCESOS

GESTION POR PROCESOS

La gestión basada en procesos no es un fin en sí mismo, si no un medio para que la organización pueda alcanzar eficaz y eficientemente sus objetivos. Por ello, los procesos deben formar parte de un sistema que permita la obtención de resultados globales en la organización orientados a la consecución de sus objetivos, los cuales podrán estar vinculados a uno o varios grupos de interés en la organización.

Enfoque de sistema para la gestión: “Identificar, entender y gestionar los procesos interrelacionados como un sistema, contribuye a la eficacia y eficiencia de una organización en el logro de sus objetivos”. Norma ISO 9001:2008

Como consecuencia de lo anterior, cada uno de los procesos que componen el sistema debe contribuir a la consecución de los objetivos de la organización, lo que implica la existencia de unas relaciones “causa-efecto” entre los resultados de los procesos individuales y los resultados globales del sistema.

CONSECUCIÓN DE LOS OBJETIVOS GLOBALES

OBJETIVOS DE LA EMPRESA

OBJETIVOS DE LA EMPRESA

En general, para la consecución de los objetivos globales establecidos, una organización debe ser consciente de estas relaciones para plantear el despliegue de los mismos en los diferentes procesos del sistema. El esquema general para llevar a cabo este despliegue sería el siguiente:

  1. Determinar los objetivos globales de la organización
  2. Identificar los procesos CLAVE en la estructura de procesos
  3. Establecer los objetivos en los procesos CLAVE
  4. Establecer las metas y/o acciones para la consecución de los objetivos

A continuación se describen de manera breve cada uno de estos pasos generales:
1) Determinar los objetivos globales de la organización
Para establecer e identificar los objetivos globales, la organización deberá basarse en el resultado del análisis de los datos recabados por el sistema de gestión. Esto comprende el análisis de los datos tanto internos a través de actividades de seguimiento y medición (capacidades internas, …) como datos externos (entorno, competencia, …).

2) Identificar los procesos CLAVE en la estructura de procesos
Con la tipología de objetivos que la organización quiere establecer y alcanzar, se debe reflexionar sobre qué procesos del sistema pueden influir en la consecución de los objetivos, a través de sus resultados individuales.

Esto implica que, a partir de la estructura de procesos establecida, la organización deberá identificar cuáles de ellos son los procesos clave para permitir la consecución de los objetivos globales planteados en un determinado periodo.

Como se aprecia, la consideración de un proceso como “proceso clave” viene condicionado por su influencia en el logro de resultados, y generalmente son aquellos procesos que tienen un impacto importante en esos resultados (y por tanto en la satisfacción de las partes interesadas y, como consecuencia, en la competitividad de la organización).

Un proceso que actualmente no se considera clave puede, sin embargo, serlo en el futuro, y viceversa.
Conseguir buenos resultados en los procesos clave va a ser fundamental para obtener buenos resultados globales.

3) Establecer los objetivos en los procesos CLAVE
Una vez establecidos los procesos clave, es necesario identificar, determinar y establecer qué resultados se desean obtener en dicho proceso de manera individual.

El establecimiento de objetivos en los procesos individuales deben surgir como consecuencia de encontrar posibles relaciones causa-efecto (ejemplo: Para aumentar la satisfacción del cliente, el “proceso de logística” debe mejorar los tiempos de entrega y el “proceso de fabricación” debe mejorar su capacidad de producir conforme a especificaciones).

En este nivel, será necesario identificar igualmente los indicadores sobre los que se van a establecer los objetivos, y sobre los que se va a realizar el seguimiento y medición.

El establecimiento de objetivos en procesos y sus indicadores asociados surgen de manera simultánea (el objetivo se formula como un valor asociado a un indicador, por ejemplo, obtener menos de un 2% del índice de reclamaciones o alcanzar un Cp=1,5 en el proceso de moldeado) y, por lo general, estos indicadores se suelen encontrar ya identificados desde que se formalizan los procesos.

PROCESOS CLAVE

PROCESOS CLAVE

4) Establecer las metas y/o acciones para la consecución de los objetivos

Para la consecución de los objetivos en los procesos, es necesario determinar qué va a hacer la organización para tratar de conseguirlos, es decir, planificar las metas y acciones necesarias para ello.

Esta planificación es necesaria para conocer los recursos o medios que se prevén utilizar para la consecución de los objetivos, así como los plazos de tiempo y los responsables para la implantación de las metas o acciones. Esto permite conocer a priori el “costo” de la consecución de los objetivos.

Una vez abordados estos pasos generales, la organización deberá realizar un seguimiento y medición de los objetivos a través de los indicadores asociados, con la finalidad de verificar si las metas y acciones permiten la consecución de los mismos, o, por el contrario, realizar los ajustes oportunos.

En este punto, es importante hacer una reflexión general: ¿Qué pasa con aquellos procesos que no se han determinado como procesos clave? ¿Deben estar sometidos a un seguimiento y medición? Estos procesos posiblemente también influyan en el logro de los objetivos generales en la medida que un “mal funcionamiento” de los mismos podría afectar a los resultados.

Por tanto, para estos procesos debería considerarse la manera de abordar el seguimiento y medición, definiendo los resultados adecuados que deberían obtener (o seguir obteniendo), siendo lo más probable que la exhaustividad necesaria en el seguimiento sea menor que para los procesos considerados “clave”.

Se puede afirmar que los objetivos de mejora se van a centrar principalmente en los procesos clave, mientras que en el resto de procesos se determinarán los resultados que se consideren adecuados, los cuales se pueden entender también como objetivos, aún cuando no representen una mejora.

De este modo, todos los procesos deben estar sometidos a un seguimiento y medición para comprobar la consecución de los resultados que se han planificado obtener, si bien la organización debería plantear la intensificación de este seguimiento a aquellos procesos clave de los que va a depender en gran medida la consecución de los objetivos generales de la organización (a través de periodos de seguimiento más cortos, exhaustividad en el análisis de resultados).

Los indicadores y los objetivos asociados a los procesos clave son los que deberían contemplarse para su incorporación a un posible “cuadro de mando integral”.

 

OBJETIVOS Y METAS

OBJETIVOS Y METAS

 

RECOMENDACIONES PARA LA REDACCIÓN DE OBJETIVOS

De acuerdo con George L. Morrisey, un objetivo bien redactado debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Comienza con un verbo que denota acción o logro.
  • Especifica un único resultado clave a lograr.
  • Señala una fecha límite para su consecución.
  • Determina los factores de costes máximos.
  • Es lo más específico y cuantitativo que es posible (y, por lo tanto, susceptible de ser medido y verificado).
  • Establece únicamente el “qué” y el “cuando”, evitando enredarse en el “cómo” y el “por qué”.
  • Está directamente relacionado con los objetivos globales de la empresa (por ejemplo, con la estrategia básica).
  • Ofrece la máxima rentabilidad en relación a la inversión requerida en tiempo y recursos en comparación con otros objetivos considerados.
  • Es consecuente con los recursos disponibles o anticipados.
  • Evita la doble responsabilidad por su logro.
  • El superior y los subordinados implicados en su implantación han llegado a un acuerdo de forma voluntaria y sin coacción.
  • Se registra por escrito.
  • No sólo se comunica por escrito, si no que también se discute verbalmente con las personas implicadas en su consecución.
  • Está basado en un conocimiento en profundidad de los consumidores y el mercado del producto.
  • Es coherente con las verdaderas capacidades y recursos de la empresa (por ejemplo, capacidad de producción, niveles de calidad, cobertura del mercado, y similares).
  • Ha previsto las posibles reacciones de la competencia.
  • Ha evitado la canibalización de otros productos de la empresa (a menos que se trate de una sustitución programada).
  • Es compatible con los otros objetivos establecidos para los demás productos de la empresa.

Bibliografía:

ISO 9001:2008 – Requisitos para sistemas de gestión de la calidad
ISO 9000:2005 “Sistemas de Gestión de la Calidad. Fundamentos y Vocabulario”
ISO 9004:2000 – Sistemas de gestión de la calidad, Directrices para la mejora del desempeño
Pensamiento Estrategico, George L. Morrisey, Prentice Hall Hispanoamericana (1996)

WORKSHOP ISO 9001:2015

WORKSHOP ISO 9001:2015

EL VALOR DE LA AUDITORIA DE SISTEMAS DE GESTION

17 febrero, 2015 1 comentario

EL VALOR DE LA AUDITORIA DE SISTEMAS DE GESTION

Además de cubrir los requisitos de normas para sistemas de gestión, tanto de calidad, como de medio ambiente y de salud y seguridad ocupacional, la auditoría genera su valor —quizás incluso su legitimidad— a partir de la calidad de sus procesos, del enfoque investigador, independiente y escéptico que deben asumir los auditores, y de la fiabilidad de sus resultados.

El concepto de “Auditoría con valor agregado”

Podría asociarse la palabra “valor” con la palabra “útil”, de modo que algo que “agrega valor” podría considerarse que es “más útil”. Aquí hay un reto para las organizaciones, que consiste en mantener a lo largo del tiempo la utilidad del sistema de gestión y que el proceso de auditoría siga siendo una herramienta de gestión destinada a mejorar, innovar y reinventarse continuamente. Un enfoque correcto le ayuda a la empresa a plantearse las preguntas correctas para planificar los procesos de manera correcta.

Algunas organizaciones han utilizado la serie de normas ISO 9000 para desarrollar sistemas de gestión de la calidad que están integrados en su manera de hacer negocios, y son útiles en ayudarlos a lograr sus objetivos estratégicos de negocio – en otras palabras éstos agregan valor a la organización. Por el contrario otras organizaciones simplemente han creado una serie de
procedimientos y registros burocráticos que no reflejan la realidad de la manera como la organización trabaja realmente, y simplemente agregan costo, sin ser útiles. En otras palabras, éstos
no “agregan valor”.

Es cuestión de enfoque:
Un enfoque que no agrega valor pregunta: “¿Qué procedimientos tenemos que escribir para obtener la certificación ISO 9000?”
Un enfoque que agrega valor pregunta: “¿Cómo podemos usar nuestro sistema de gestión de la calidad basado en ISO 9001 para que nos ayude a mejorar nuestro negocio?”

Un enfoque de auditoría que no agrega valor está encaminada sólo a detectar deficiencias o errores del sistema de gestión, producto de una inspección de papeles silente, solitaria y suspicaz. Así, un informe detallado de fallas e inconsistencias se constituye en su único y primordial propósito.

Auditoria de Sistemas de Gestion

Auditoria de Sistemas de Gestion

EL ENFOQUE SISTÉMICO

Para desarrollar las etapas generales del marco global de una auditoría que agrega valor, es necesario contemplar estas grandes etapas de planear, ejecutar, evaluar y realizar acciones de mejoramiento, bajo el enfoque sistémico.

Planear con enfoque sistémico
Para diseñar el programa de auditoría con enfoque sistémico, se debe pensar en forma holística, es decir, observar la organización en su totalidad, en su conjunto, en su complejidad, en sus interacciones y en sus procesos. La observación sistémica no concibe la posibilidad de explicar un elemento si no es precisamente en su relación con el todo.

Con esta concepción, es posible definir los procesos prioritarios que deben ser objeto del programa de auditoría para su Mejoramiento. Posteriormente hay que detallar los cómo, o sea los instrumentos con los cuales se va a evaluar el qué, se debe orientar a instrumentos con evidencia comprobable, validados y técnicamente construidos. Igualmente se debe documentar las metodologías utilizadas, como insumo para la verificación externa.

Ejecutar con enfoque sistémico
En lugar de analizar en los procesos prioritarios objeto de auditoría el cumplimiento o no de las actividades según las normas o estándares establecidos, debe analizarse el propósito e identidad de ella en el marco del proceso y sistema del que hacen parte, para establecer si en efecto cumple con los objetivos para los cuales fue creado. Para esto, debe recoger además información utilizando los informes estadísticos, realizar entrevistas, propiciar el diálogo, y la comunicación para obtener un conocimiento más amplio de la organización y obtener herramientas de medición de efectividad.

En el abordaje de una situación utilizando el pensamiento sistémico, se requiere ver las interrelaciones en vez de las concatenaciones lineales de causa-efecto y ver procesos de cambio en vez de “instantáneas”, porque su foco es intentar articular las fallas encontradas con un conocimiento integral de la organización para hacer un aporte a su efectividad.
No suficiente el análisis de indicadores, hay que ir más a la interpretación, identificando los factores de riesgo (eventos adversos) que son lo más relevante en el logro de los objetivos, determinando además cómo se deben manejar esos riesgos. Los resultados es importante consignarlos, anotando también las conclusiones y recomendaciones.

Evaluar con enfoque sistémico
La evaluación realizada utilizando la dinámica del pensamiento sistémico comienza con la comprensión de un concepto simple llamado feedback o “realimentación”, que muestra cómo los actos
pueden reforzarse o contrarrestarse entre sí.
Los hallazgos de la Auditoría deben permitir realimentar o retroalimentar a la empresa, para que se siga fortaleciendo la cultura del autocontrol, para favorecer el mejoramiento de los procesos.

Los resultados de la auditoría deben retroalimentar los procesos y a la vez la capacidad de aprendizaje distribuida en el conjunto de la organización para permitir nuevos acuerdos, nuevas posibilidades de entendimiento entre las partes. Tales acuerdos se construyen en las conversaciones sobre el modelo observado, y llevan a generar compromisos de mejoramiento continuo.

Hacer seguimiento con enfoque sistémico
A la implementación de las mejoras hay que verificarle su cumplimiento y se pueden estimar los efectos favorables tales como disminución franca de la ocurrencia del evento adverso,
para medir el efecto en el mejoramiento continuo de la calidad.
Desde el enfoque sistémico, debe darse con las mejoras efectivas, un aprendizaje organizacional e individual, elemento principal del mejoramiento continuo.

 

EL CICLO PDCA EN EL PROCESO DE AUDITORÍA

Una Auditoría que agrega valor puede desarrollarse en forma operativa siguiendo el Ciclo PDCA, considerando:

  • Etapa P (Plan – Planificar)
    Pensar en forma holística y observar la organización en su totalidad
    Seleccionar procesos por mejorar
    Priorizar procesos de obligatorio monitoreo y procesos con fallas de gestión de factores críticos de éxito
    Definir la calidad esperada de los procesos priorizados (guías, normas, manuales, etc.)
    Determinar las técnicas de auditoría que deben aplicarse para obtener la información necesaria para monitorear los resultados
    Definir al equipo de auditoría (auditor líder, acompañante, observadores, etc), y cómo se aplicarán las técnicas de auditoría seleccionadas
  • Etapa D (Do – Hacer lo planificado)
    Diseñar el Plan de Acción de la Auditoría, sus objetivos y alcances. (Qué, quién, dónde, cuándo, cómo, por qué)
    Diseñar los papeles de trabajo, los formatos de registros que se requieren para consignar la información que se pretende obtener, las conclusiones, análisis y recomendaciones
    Hacer cronograma para controlar la ejecución de la Auditoría
    Definir criterios que garanticen la evaluación por pares
    Asignar los recursos para la ejecución de la auditoría
    Formular los indicadores de medición
    Entrenar al equipo de Auditoría
Auditoria de Sistemas de Gestion

Auditoria de Sistemas de Gestion

 

  • Etapa C (Check – Verificar)
    Aplicar las técnicas de Auditoría seleccionadas y obtener la información que se requiere (informes estadísticos, indicadores, voz del usuario, etc.)
    Registrar en los papeles de trabajo la información obtenida
    Determinar la necesidad de adquirir información adicional
    Verificar la claridad y calidad de la información producto de la aplicación de cada una de las técnicas de Auditoría utilizadas
    Registrar la nueva información y las observaciones relativas al procedimiento
    Evaluar las diferentes fuentes
    Identificar y analizar los factores de riesgo (eventos adversos)
    Determinar cómo se deben manejar esos riesgos para que impacten el sistema de gestion
    Elaborar el Informe de Auditoría que consigne resultados, conclusiones y recomendaciones que lleven a los resultados esperados
  • Etapa A (Act – Actuar)
    Comunicar los resultados de la Auditoría, los procesos que deben generar Plan de Mejora y los recursos
    Acompañar al equipo en la aplicación de métodos de análisis y solución de problemas
    Soportar al equipo en la formulación del Plan de Mejoramiento
    Hacer seguimiento al cumplimiento del Plan de Mejora
    Monitorear a través de los indicadores definidos con este fin, si el Plan de Mejora es efectivo
    Monitorear el aprendizaje organizacional y la estandarización de procesos prioritarios, una vez logrados los resultados esperados

 

CÓMO DISEÑAR Y EJECUTAR EL PROCEDIMIENTO DE AUDITORÍA

La auditoría se concibe como una herramienta de evaluación sistemática, cuyo propósito fundamental es contribuir al mejoramiento y mantenimiento del sistema de gestión. Cada vez es más evidente la necesidad de disponer de hechos y datos objetivos para la toma de decisiones por parte de quienes definen políticas y asignan recursos, de quienes dirigen una organización y de quienes prestan un servicio o elaboran un producto.

Dicha Evaluación debe ser planeada, basada en criterios explícitos predeterminados, aplicarse con un enfoque sistémico, con unidad de propósito y cohesión, y llevarse a cabo con una periodicidad establecida.
En este sentido, la Auditoría es una función de toda la organización y debe ser congruente con la búsqueda de los mayores beneficios para el usuario y con la reducción de los riesgos, dados unos recursos.

Auditoria de Sistemas de Gestion

Auditoria de Sistemas de Gestion

En la gráfica anterior se presenta la relación existente entre los procedimientos de auditoría y el programa de auditoría, de igual forma los formatos que se presentan pueden ser utilizados para planear los procedimientos y el programa de auditoría.

Para la ejecución del procedimiento de auditoría, se considera conveniente cumplir las siguientes etapas:

Primera Etapa: Planear el procedimiento de Auditoría
La planeación es el eje principal del trabajo de auditoría sobre los procesos prioritarios de la organización, ya que de su adecuada formulación dependerá el logro de los resultados que satisfagan los objetivos propuestos; esto implica el desarrollo de estrategias que permitan la toma de decisiones apropiadas acerca de la naturaleza, oportunidad y alcance del trabajo de auditoría asignando los recursos apropiados, identificando los objetivos por desarrollar, quién, cómo y cuándo los ejecutará, así como también los pasos por seguir antes, durante y después del trabajo, de los procedimientos y técnicas que deben aplicarse para obtener la información necesaria, el diseño de los formatos que se requieren para consignar la información obtenida, entre otros.

En esta etapa se deberían contemplar los siguientes aspectos:

  • Los objetivos del procedimiento de auditoría.
  • El alcance del procedimiento de auditoría, que toma en cuenta el universo que concibe como campo de acción de la investigación o, para el caso, de la auditoría por realizar. La muestra es la parte del universo, de tamaño suficiente como para que la observación que sobre ella se efectúe sea confiable, en la que están representados, en la misma proporción en que se encuentran en
    el propio universo, todos los elementos que lo conforman.
  • Las técnicas de apoyo por utilizar: la elección de las técnicas o instrumentos de análisis está en relación con la factibilidad de su aplicación y la pertinencia sobre los procesos por auditar. Se debe utilizar aquellas que permitan obtener la información necesaria y tener pruebas y evidencias de los hechos y circunstancias inherentes con lo auditado. El trabajo de auditoría se enmarca dentro del enfoque sistémico, por lo tanto en su desarrollo se presentan procesos, procedimientos y técnicas los cuales se reflejan en los papeles de trabajo y/o formatos de registro. Se hace necesario tener claras las diferentes técnicas utilizadas, haciendo la aclaración de que en la mayoría de los casos, hay necesidad de emplearlas todas por cuanto
    el uso de una especial conduce a la utilización de la otra.
  • Entre las técnicas más utilizadas en auditoría están la observación, inspección, confirmación, análisis, cálculo, muestreo estadístico, flujogramas.
  • La identificación de las fuentes de información, indicadores de medición, formato de registro: Como es regularmente conocido, son dos los tipos de fuentes de información: primarias y secundarias, según si el dato, desde el origen, lo toma el investigador. Si bien las fuentes primarias son más confiables, el acudir a ellas para obtener la información requerida representa, generalmente, un aumento importante de los costos de los procesos de investigación o de evaluación. Para la ejecución de los proyectos de auditoría de la calidad, debe establecerse
    el beneficio, en relación con el costo, derivado de consultar, en un momento o en otro, un determinado tipo de fuente de información. La realización de procedimientos de auditoría de la calidad, requiere el diseño de instrumentos para la captura, el registro y la consolidación de la información, que se conocen regularmente como formatos de registro.
  • El diseño apropiado de formatos de registro implica la realización de pruebas piloto de dichos formatos, de manera tal que se permita evaluar la adecuación de ellos a las necesidades del proceso de obtención de información y realizar los ajustes requeridos.
  • El equipo ejecutor de la auditoría: Es importante programar el equipo que estará a cargo de la realización del procedimiento y del informe final de los hallazgos de la auditoría, identificar a quienes participarán por parte de los procesos objeto de la auditoría y de los procesos relacionados con ellos, con el propósito de tener en cuenta no solo las partes del sistema sino las relaciones existentes.
  • Cronograma de auditoría y demás aspectos administrativos que se requieran para su desarrollo.

Un punto importante para considerar como fase preliminar a la ejecución del trabajo propiamente dicho es el conocimiento previo y amplio de los procesos por ser examinados y de sus relaciones con otros procesos, de esta manera es válida la asignación del personal idóneo, con la experiencia requerida y desde luego su relación y participación con los ejecutores de los procesos.

Segunda Etapa: Ejecutar el procedimiento de auditoría
La realización del procedimiento de auditoría significa la construcción conjunta (auditado-auditor) de una investigación basada en el método científico del proceso por evaluar, definir en forma clara el proceso (foco u objeto de auditoría), identificar los posibles desvíos, recolectar la información (evidencia) necesaria para identificar las que tienen mayor peso y así poder
formular planes de mejoramiento.

El dominio de conocimiento de quien tiene la responsabilidad de auditar es un factor determinante en la ejecución del procedimiento de auditoría, la forma de realizar las preguntas, de realizar el proceso de análisis, de búsqueda de fuentes de información adicionales, la visión integral del proceso, de sus relaciones y de la organización en general tiene impacto directo en el resultado de la auditoría y la presentación de los hallazgos definitivos.

El resultado de la ejecución del procedimiento de auditoría es el informe de la auditoría, que contiene los hallazgos encontrados de la calidad esperada frente a la calidad observada, no solo a nivel cuantitativo, sino de la realización de los procesos, las relaciones con los otros procesos, esperándose que los hallazgos reflejen la visión sistémica del análisis.

Tercera Etapa: Seguimiento de auditoría
Frente al cumplimiento de los objetivos de los procedimientos que conforman el programa de auditoría sobre los procesos prioritarios, de los resultados esperados en la implementación del programa y del mejoramiento de los resultados de los procesos objeto de mejoramiento debe proponerse un mecanismo para hacer el seguimiento al programa, monitoreo que es responsabilidad del nivel gerencial de la organización.

TERCERIZACION DE LA AUDITORIA INTERNA

Dado el alto grado de competencia actual en los mercados resulta fundamental poder realizar las auditorías internas de la mejor manera posible y con el mejor uso de los recursos, sobre todo considerando que estas actividades no poseen valor agregado para el cliente externo.

Para ello deben concentrarse la utilización de los recursos de la forma más eficiente posible y mejorando de manera continua los niveles de performance. Los controles deben centrarse en cuestiones o elementos significativos y que tengan un creciente impacto en la organización.

Por todo lo expuesto hasta aquí, toda organización puede considerar como una forma segura de realizar auditorías que cumplan con todos los requisitos y principios ya mencionados, con mayores niveles de productividad, mejores niveles de calidad y con menores costos, la contratación de servicios tercerizados de auditoría interna.

De este modo se obtienen las siguientes ventajas:

  • Se evitan costos fijos (sueldos, espacio físico, computadoras, gastos de teléfono, etc.).
  • Facilidad para cambiar de proveedor si los servicios no son adecuados.
  • Auditorías realizadas por auditores con mayor nivel de experiencia.
  • La capacitación de los auditores no corre por cuenta de la empresa sino por parte del ente prestador del servicio.
  • Posibilidad de recibir servicios con alto nivel de especialización, pues el ente prestador del servicio puede contar con especialistas para auditar sistemas de gestión de la calidad, gestión ambiental, de salud y seguridad ocupacional, de inocuidad y seguridad alimentaria, de buenas prácticas de manufactura, etc.

Bibliografía:

Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), (2002): Directrices para la auditoría de los sistemas de gestión de la calidad y/o ambiental, ISO 19011:2002. Madrid
Mills, David (2003): Manual de Auditoría de la Calidad. Barcelona.
Sloose, Carlos A. (1991): Auditoría un nuevo enfoque empresarial. Buenos Aires
Whittington O. Ray, et. al. (2004): Principios de Auditoría. México: McGrawHill
Measuring QMS effectiveness and improvements, ISO 9001 Auditing Practices Group, (2003)
Aligning the QMS with the achievement of organizational and business success, ISO 9001 Auditing Practices Group, (2003)
Ministerio de la Protección Social (2007), Guías Básicas para la Implementación de las Pautas de Auditoría para el Mejoramiento de la Calidad de la Atención en Salud, Bogotá

 

WORKSHOP ISO 9001:2015

WORKSHOP ISO 9001:2015

 

KIT PARA IMPLEMENTAR ISO 9000

KIT PARA IMPLEMENTAR ISO 9000

MADUREZ DEL SISTEMA DE GESTION DE LA CALIDAD

MADUREZ DEL SISTEMA DE GESTION DE LA CALIDAD

Con el objeto de lograr una ventaja competitiva y de satisfacer de manera más efectiva y eficiente las necesidades de sus clientes y de otras partes interesadas (empleados, propietarios, sociedad, proveedores), muchas organizaciones aplican sistemas de gestión de la calidad con reconocido prestigio internacional, como es el caso de la Norma ISO 9001.
Dentro de la misma familia de normas se encuentra la ISO 9004 para la mejora continua del desempeño, la cual no es tan utilizada.

La norma ISO 9004 es una potente herramienta para la mejora continua de las organizaciones hacia la excelencia que especifica “cómo” mejorar. A su vez, la Norma UNE 66174, desarrollada
por un grupo de expertos españoles, plantea a las organizaciones un modelo de autoevaluación basado en la norma ISO 9004 que la complementa, detectando “qué” mejorar y cómo plantear planes de mejora.

MADUREZ DEL SISTEMA DE GESTION DE LA CALIDAD

MADUREZ DEL SISTEMA DE GESTION DE LA CALIDAD

 

LOS OCHO PRINCIPIOS DE GESTIÓN DE LA CALIDAD
La norma ISO 9004 incorpora en su contenido los ocho principios de gestión de la calidad, los que deberían ser utilizados por la alta dirección para liderar la organización en el camino de la mejora de la gestión y de los resultados. El nivel de madurez de las organizaciones y, por lo tanto, su nivel de competitividad, aumenta proporcionalmente con la experiencia en el uso de estos principios de gestión de la calidad y en el desarrollo de los requisitos de gestión de la calidad.
En la norma UNE 66174 se ha tenido en cuenta la importancia de los principios de gestión de la calidad mediante:

  1. La matriz de relación entre los apartados de la norma y los principios de gestión de la calidad: en ella se especifica el nivel de relación (ninguna, ligera, clara y fuerte) entre los 27 apartados de la norma ISO 9004 y los ocho principios de gestión de la calidad.
  2. El marco comparativo para la evaluación directiva: en él se especifican para cada principio de gestión de la calidad los cinco niveles de madurez que describe la norma UNE 66174 y la situación del sistema de gestión de la calidad para cada uno de los niveles.
PRINCIPIOS DE GESTION DE LA CALIDAD

PRINCIPIOS DE GESTION DE LA CALIDAD

 

OBJETO Y CAMPO DE APLICACIÓN DE UNE 66174
La norma UNE 66174 está basada en la norma ISO 9004, y constituye una formidable herramienta de gestión que sirve a la organización para conocer el nivel de madurez en el desempeño del sistema de gestión de la calidad, establecer objetivos medibles, establecer planes de mejora y medir, parcial o totalmente, la mejora en el desempeño del sistema. Las actividades que deben desarrollarse son las siguientes:

  • Evaluación interna o externa del nivel de madurez del sistema de gestión de la calidad
  • Actualización de las políticas y directrices tendentes a la mejora del sistema de gestión de la calidad
  • Elaboración de planes de mejora del sistema de gestión de la calidad, basados en los resultados de la evaluación.

La orientación general de la norma UNE 66174 consiste en que tanto los usuarios actuales de la norma ISO 9001 como los nuevos usuarios:
1) Puedan realizar una evaluación e identificar el nivel de madurez en el que se encuentran, definiendo alguno de los siguientes niveles:
• Nivel 1: la organización aplica parcialmente la norma ISO 9001.
• Nivel 2: la organización está aplicando la norma ISO 9001 de forma inicial.
• Nivel 3: la organización está avanzada en la aplicación de la norma ISO 9001 e inicial en el uso de la norma ISO 9004.
• Nivel 4: la organización está aplicando la norma ISO 9004 de forma avanzada.
• Nivel 5: la organización es excelente y se considera un modelo a seguir.

2) Puedan utilizar las directrices de la norma ISO 9004 para implantar las mejoras que transformen sus debilidades en fortalezas, estableciendo planes de mejora basados en las directrices de la norma ISO 9004 y mejoren su puntuación final.

EVALUACIÓN DEL NIVEL DE MADUREZ
La norma UNE 66174 establece dos herramientas de evaluación del nivel de madurez: la Evaluación directiva y la Evaluación detallada.

  • La Evaluación directiva debería realizarla la alta dirección de la organización apoyándose en el “Marco comparativo para la Evaluación directiva”. Este documento
    establece cinco niveles de madurez para cada uno de los ocho principios de gestión de la calidad. Esta evaluación se realiza para cada uno de los ocho principios de gestión de la calidad, y permite tener una visión global del estado actual de la organización en base a estos principios.
  • La Evaluación detallada debería ser realizada por técnicos o responsables de procesos por el nivel de detalle que exige el “Cuestionario para la Evaluación detallada”. Dicho documento establece preguntas acerca de la situación de la organización con respecto a cada uno de los apartados de la norma ISO 9004.

ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS Y ELABORACIÓN DEL PLAN DE MEJORA
La norma UNE 66174 plantea un análisis de resultados de la Evaluación directiva teniendo en cuenta la media de la puntuación de los ocho principios:

  1. Trazando una división con la puntuación media entre los principios peor puntuados y los mejor puntuados.
  2. Visualizando los escenarios correspondientes a los niveles de madurez que deben alcanzarse.
  3. Identificando las estrategias, políticas y directrices que se deben poner en marcha para alcanzar el nuevo nivel de madurez.
  4. Utilizando los apartados de la norma ISO 9004 fuertemente relacionados con los principios más débilmente puntuados, ya que así se conocerán los apartados de la norma sobre los que se debe actuar.
PLAN DE MEJORA DE GESTION DE LA CALIDAD

PLAN DE MEJORA DE GESTION DE LA CALIDAD

 

El análisis de resultados de la Evaluación detallada tiene en cuenta la puntuación final y se plantea:
a) Trazando una división entre los apartados peor puntuados y los mejor puntuados.
b) Analizando las áreas de mejora y los puntos fuertes.
c) Identificando qué se ha evaluado, cuándo y por quién.
d) Utilizando los apartados de la norma ISO 9004 más débilmente puntuados, así como las preguntas concretas peor puntuadas para conocer lo que se debería estar haciendo y no se hace.
e) Identificando nuevos niveles de madurez que deben alcanzarse.

Teniendo en cuenta el análisis de los resultados, los recursos de la organización, las políticas, estrategias y las necesidades y expectativas de las partes interesadas, así como otra información relevante (legislación, cambios planificados, etc.), se llevará a cabo la planificación de la mejora, que es la salida más importante del proceso de evaluación de la organización.

En su elaboración debería participar la dirección y los evaluadores, y se priorizará poniendo énfasis en aquellas acciones que más aspectos cubran (disponibilidad de recursos, necesidades y
expectativas de las partes interesadas, políticas y estrategias).

A modo de ejemplo, un posible Plan de mejora podría incluir las siguientes actividades:

  • Identificación de la oportunidad de mejora, así como de la razón para trabajar en ella.
  • Evaluación de la situación actual en términos de eficacia y de eficiencia, y otros datos relevantes actuales.
  • Análisis de las causas de las situaciones ineficaces e ineficientes.
  • Acciones de mejora con indicación de responsables y fechas de implantación.
  • Implementación de las acciones.
  • Evaluación de la eficacia y de la eficiencia de la mejora implementada con indicación de responsables y fechas de evaluación, así como la inclusión de lecciones aprendidas si procede para implementar en otras áreas de la organización.

 

EVALUACIÓN DE MADUREZ DEL SISTEMA DE GESTION DE LA CALIDAD

EVALUACIÓN DE MADUREZ DEL SISTEMA DE GESTION DE LA CALIDAD

Bibliografía:

Norma UNE-EN ISO 9000:2005. Sistemas de gestión de la calidad. Fundamentos y vocabulario.
Norma UNE-EN ISO 9001:2008. Sistemas de gestión de la calidad. Requisitos.
Norma UNE-EN ISO 9004:2009. Gestión para el éxito sostenido de una organización. Enfoque de gestión de la calidad.
Norma UNE 66174:2010. Guía para la evaluación del sistema de gestión para el éxito sostenido de una organización según la Norma ISO 9004:2009. Herramientas y planes de mejora.

 

WORKSHOP ISO 9001:2015

WORKSHOP ISO 9001:2015

 

KIT PARA IMPLEMENTAR ISO 9000

KIT PARA IMPLEMENTAR ISO 9000

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 14001:2004 A ISO 14001:2015

PROCESO DE ACTUALIZACIÓN DE ISO 14001

La actual norma ISO 14001, en vigor desde 2004, está en proceso de revisión. Actualmente existe un borrador de norma ISO/DIS 14001 (Draft International Standard) en proceso de discusión e introducción de cambios pero que nos sirve para orientar sobre posibles futuros cambios.
Al estar en pleno proceso de discusión y participación, es bastante aventurado dar válidos los cambios actuales que se presentan, sin bien, hay líneas generales que parece que serán definitivas.

Se publicará en versión aprobada definitiva en septiembre de 2015, sin que se prevea hasta ahora ninguna demora al respecto.
Entre las novedades más destacadas se encuentra la introducción de conceptos más avanzados y ambiciosos para la gestión ambiental, como por ejemplo:

  • Responsabilidad social corporativa
  • Desarrollo sostenible
  • Comportamiento ambiental demostrable
  • Insistencia en el cumplimiento de los requisitos legales y otros requisitos
  • Integración cono resto de normas ISO
  • Toma de conciencia por el entorno en el que opera la organización
  • Expectativas de las partes interesadas
  • Gestión del riesgo
  • Identificación de oportunidades
  • Integración de la gestión ambiental en la estrategia de negocio
  • Introducción de indicadores
  • Comunicación externa proactiva
  • Análisis de Ciclo de Vida
  • Simplificación
  • Transparencia
  • Menos burocracia para ser más efectivos
  • Menor costo de implantación

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 14001:2004 A ISO 14001:2015
Con el fin de integrar mejor todas las normas y que se realice una mayor comprensión del enfoque a procesos se han reestructurado los capítulos de la norma en 10 bloques, donde los requisitos normativos están del 4º al 10º. Esta estructura de normas se denomina HLS (estructura de alto nivel, en sus siglas en inglés) y será común para las nuevas normas y actualizaciones.

NUEVA ISO 14001 VERSION 2015

GESTION AMBIENTAL – NUEVA ISO 14001 VERSION 2015

Acción proactiva para la protección del medio ambiente
Se espera que las organizaciones certificadas en ISO 14001 tengan iniciativa suficiente para la prevención de la contaminación, el uso sostenible de recursos, la mitigación del cambio climático y la adaptación, la protección de la biodiversidad y de los ecosistemas, etc.

Desempeño ambiental
Se le da mayor presencia al concepto de indicador y a la mejora del desempeño ambiental.

Enfoque de ciclo de vida
No bastará con gestionar aspectos ambientales asociados con las compras y subcontratación, sino que se requiere ir más allá influyendo positivamente sobre los impactos ambientales asociados con las compras, el diseño del producto, la propia producción o prestación del servicio, y el uso posterior de esos productos por parte del cliente, hasta el final de su vida útil.

NUEVA ISO 14001 VERSION 2015

GESTION AMBIENTAL – NUEVA ISO 14001 VERSION 2015

Comunicación transparente y proactiva
La comunicación externa deja de ser una opción y se convierte en la práctica en una obligación si es requerida por la administración o las expectativas de sus partes interesadas. La información debe ser fiable, verificable y coherente.

La gestión del riesgo y la acción preventiva
La gestión del riesgo supone un diseño preventivo del sistema de gestión, desapareciendo el apartado específico “acción preventiva”. Se pide a las organizaciones que identifiquen el contexto en el que operan y localice los riesgos y oportunidades que deben ser tratadas, aunque no se define con mucho detalle metodológico cómo documentar este requisito, pero que sí que debe ser base para el diseño del sistema de gestión. Depende de la organización determinar la naturaleza y nivel de detalle de la información documentada que desarrolla.

El contexto de la organización
En alineación con otras normas, aparece este apartado para determinar en contexto en el que una organización opera y que pueden impactar en la planificación de su sistema de gestión, por ejemplo: otras normas, reglamentación, grupos de presión y partes interesadas, acuerdos con otras organizaciones, límites físicos de la misma, requisitos y necesidades adicionales, circunstancias cambiantes, condiciones ambientales locales o globales, cambios en las condiciones ambientales del entorno, etc.

 

NUEVA ISO 14001 VERSION 2015

GESTION AMBIENTAL – NUEVA ISO 14001 VERSION 2015

Entre las características del nuevo estándar, se destacan las siguientes:

  • Aprueba estructura de alto nivel y la terminología del Anexo SL, una guía unificada utilizado para el desarrollo de todas las nuevas normas ISO
  • Se ha redactado de nuevo para aumentar la claridad y accesibilidad, favoreciendo una reducción del espacio para la interpretación
  • Introduce dos nuevas cláusulas relacionadas con el contexto de la organización, que requieren la organización para determinar los problemas y necesidades que pueden influir en la planificación del sistema de gestión y puede ser utilizado como insumo para el desarrollo del sistema de gestión. Estas cláusulas se pueden encontrar en las secciones 4.1 y 4.2.
  • Hace que la adopción de un enfoque basado en procesos en la implementación de un sistema de gestión de calidad sea más explícita, mediante la inclusión de la cláusula 4.4.2, que especifica los requisitos para la adopción de un enfoque basado en procesos.
  • Sustituye el término «productos» por «bienes y servicios», con el fin de eliminar el sesgo existente hacia las organizaciones que se ocupan de los productos físicos. Como resultado, la nueva norma será más claramente aplicable para las organizaciones de cualquier tipo.
  • No contiene una cláusula con requisitos específicos para la acción preventiva. ISO motiva esta decisión con el argumento de que la prevención es la tarea del sistema de gestión en su totalidad, en lugar de una subsección específica del mismo.

 

NUEVA ISO 14001 VERSION 2015

GESTION AMBIENTAL – NUEVA ISO 14001 VERSION 2015

 

La integración de los aspectos e impactos medioambientales en la gestión estratégica de riesgos

En la nueva estructura, la identificación y evaluación de los aspectos e impactos ambientales todavía se centra en las actividades, productos y servicios relacionados con las operaciones de una organización.

Muchos usuarios existentes de la norma ISO 14001: 2004 desarrollan técnicas de evaluación del uso de riesgos para apoyar su enfoque evaluativo. Sin embargo, la incorporación del actual ejercicio fuertemente centrado en un modelo de gestión de riesgos más amplio significa que, aunque sigue siendo importante, será necesario que la evaluación de los aspectos significativos esté relacionada con el contexto estratégico y operativo de la organización y con la evaluación de otros riesgos identificados.

Vale la pena señalar que la DIS indica que los riesgos no son únicamente generados por los aspectos e impactos, pero también puede estar asociada con los requisitos legales y de otro tipo (ahora se hace referencia en el apartado de “obligaciones de cumplimiento”), así como el resultado de un contexto general.

Los riesgos de todas estas diversas fuentes deben ser abordados en un plan de acción que el sistema de gestión llevará adelante. Un proceso eficaz de gestión de riesgos será, pues, fundamental para la certificación con éxito de la nueva versión.

NUEVA ISO 14001 VERSION 2015

GESTION AMBIENTAL – NUEVA ISO 14001 VERSION 2015

Liderazgo y el papel de la alta dirección
El vínculo con el contexto de la organización y la definición más amplia de riesgo tienen un mayor efecto en cadena; también los que controlan la organización al más alto nivel (‘alta dirección’) tienen una cláusula entera de los requisitos que se les asignan, diseñados para asegurar que la calidad de su liderazgo es demostrable.

No sólo tienen que ser capaces de demostrar una comprensión del contexto empresarial en general, sino que también debe tener una comprensión de las fortalezas y debilidades internas de la organización y cómo podrían afectar a la capacidad de entregar sus objetivos y compromisos. Esto fortalecerá la integración de la perspectiva ambiental en la gestión de procesos de negocio; la alta dirección deberá ahora asignar responsabilidades específicas para los procesos, y demostrar una comprensión de los principales riesgos asociados a cada proceso y el método adoptado para gestionar, reducir o transferir el riesgo.

Dada la naturaleza cíclica de toda la planificación, esto también significa que el equipo de alta dirección tendrá que ser capaz de demostrar un nivel similar de compromiso con el proceso de revisión de la gestión.

Definir relaciones con las partes interesadas
La comprensión de las necesidades y expectativas de las partes interesadas (4.2) es ahora una cláusula en su propio derecho: previamente en ISO 14001:2004 las partes interesadas eran mencionadas sólo directamente en relación con sus puntos de vista teniendo en cuenta al fijar los objetivos y metas.
La medida refuerza el vínculo entre las partes interesadas y la fluidez dinámica del contexto estratégico de la organización. Dado que las cuestiones internas y externas surgen y cambian, también lo harán las opiniones de las partes interesadas.

El proceso de alto nivel requerido en el DIS implica establecer qué partes interesadas son importantes, cuáles son sus necesidades y expectativas y entonces cuáles van a ser adoptados por la organización como “obligaciones de cumplimiento”.

Dado el vínculo hacia adelante a la exigencia de las organizaciones para evaluar la conformidad con respecto a sus obligaciones de cumplimiento, esto podría reforzar significativamente el papel de las partes interesadas en ayudar a definir las deseables características de desempeño ambiental de la organización.

Como siempre, la medida en que esto ocurre es en el control de la propia organización, por la elección de la posibilidad de adoptar las necesidades y expectativas como una obligación de cumplimiento en la primera instancia.

De la misma manera, las cláusulas relativas a la Comunicación (7.4.1, 7.4.2 y 7.4.3) no sólo son más detalladas, sino que también hacen explícito el vínculo entre las comunicaciones externas y las partes interesadas de la organización a través de sus obligaciones de cumplimiento.

NUEVA ISO 14001:2015 – PROXIMOS PASOS

Más de 285.000 organizaciones en el mundo están certificadas con la norma ISO 14001 y, aunque sigue siendo tan relevante como siempre, en la revisión se tendrán en cuenta una serie de cuestiones para asegurar que las organizaciones son capaces de crecer de manera sostenible.

La revisión se ha escrito utilizando la nueva estructura de alto nivel que es común a todas las nuevas normas de sistemas de gestión. Esto permitirá una fácil integración en la aplicación de más de un sistema de gestión.

También se han tenido en cuenta los “Retos de futuro para el Grupo de Estudio de SGA (Sistemas de Gestión Ambiental)”, que evalúan las posibles repercusiones de la evolución de las expectativas de las partes interesadas y los nuevos desarrollos en los sistemas de gestión ambiental.

En este grupo de estudio se analizaron once temas clave, junto con los obstáculos y las oportunidades para aumentar la utilización de la norma ISO 14001 en las organizaciones pequeñas para controlar el impacto ambiental en la cadena de suministro, el compromiso de las partes interesadas y la comunicación externa.

Organizaciones ya certificadas con la norma ISO 14001

Además de lo ya señalado, para una organización ya certificada la primera preocupación será establecer la duración del período de transición se le permitirá pasar de la norma existente a la nueva. Aunque este período aún no se ha acordado oficialmente, las indicaciones actuales son que las organizaciones se permitirá entre dos y tres años a partir de la fecha de publicación definitiva de la nueva norma.
En el corto plazo, el énfasis en los próximos meses será para que usted emprenda un análisis de las deficiencias en profundidad y utilizar los resultados para analizar cómo algunos de los cambios más sutiles en la norma afectará a su sistema existente.
Por ejemplo, muchas organizaciones certificadas apreciarán rápidamente que la norma se centra ahora en los procesos más que procedimientos. De esta manera, el DIS se puede decir que tienen menos requisitos preceptivos que las ediciones anteriores. Sin embargo, el DIS todavía pide una organización para ser capaz de demostrar el control. Usted necesita demostrar que usted ha identificado los riesgos asociados a factores ambientales que la organización afecta y por la que se ve afectada, además de ser capaz de controlar los resultados ambientales. Los riesgos pueden ser clasificados como positivos (oportunidades) o negativos (amenazas). ¿Cómo se hace eso, depende de usted.
La nueva estructura de la norma puede sentirse familiarizado al principio; la frustración a corto plazo puede causar puede ser compensado con la realización de sus ganancias a largo plazo. Se ha introducido para garantizar que el sistema de gestión de las distintas normas se apoyan entre sí, que los futuros sistemas diseñados en torno a ellos estarán más estructuralmente consistente y que, como resultado, se ajusten más a la norma ISO 14001.
Esto a su vez da una mayor oportunidad para que los procesos y las actividades relacionadas que proporcionan un mayor valor y eficiencia. Inherente a este proceso es una inclusión más profundo de la gestión ambiental en el desarrollo estratégico de una organización. Esto no sólo significa el fin de argumentar un caso de negocios sobre un tema por tema base, sino también la oportunidad de desarrollar un programa de responsabilidad corporativa y la sostenibilidad sin fisuras, entrega y dinámica.

¿Qué debe hacer si tiene interés en la certificación de la norma ISO 14001?

ISO 14001:2004 es todavía válida y las empresas aún se beneficiarán de la implementación y certificación. La certificación de la norma ISO 14001:2004 se permitirá durante un período después de la publicación de la nueva versión de la norma esperada de 2015, estimado en un par de años.

¿Qué debe hacer si actualmente cuenta con una certificación de la norma ISO 14001?

Todavía no debe hacer nada. Una vez que la norma revisada se publique en 2015, a partir de ese momento comenzará un período de transición para ajustar el SGA a la nueva norma.

 

¿QUÉ SIGNIFICA IMPLEMENTAR ISO 14001?

Básicamente implica dotar a la organización de una herramienta simple, efectiva y potente para resguardarla de la generación de pasivos ambientales y para mejorar el desempeño en términos económicos de las cuestiones ambientales.

Es una acción de la dirección que procura y persigue la reducción de riesgos y de costos operativos asociados a los aspectos ambientales  No se trata de burocratizar la cuestión ambiental en la organización, sino de generar una herramienta para la mejor administración de los recursos, y eso es economía.

Gestion ambiental - ISO 14001

GESTION AMBIENTAL ISO 14001

ADECUADA IMPLEMENTACION

Una forma simple, rápida y segura de establecer, implementar y certificar un sistema de gestión ambiental por la norma ISO 14001 involucra una serie de pasos que son:

  1. Definir las responsabilidades relativas a la gestión ambiental.
  2. Establecer y comunicar la política ambiental, o sea declarar formalmente el compromiso de la organización respecto de su desempeño ambiental. Esta política debe ser coherente y consistente con la estrategia general de la organización.
  3. Identificar todos los aspectos ambientales de sus actividades, productos y servicios.
  4. Relevar el marco legal y reglamentario, así como el modo en que aplica de manera precisa.
  5. Evaluar los impactos ambientales correspondientes a las actividades y reconocer los que son significativos basados en la política ambiental adoptada.
  6. Definir e implementar los procedimientos generales propios del sistema de gestión ambiental (comunes a todas las organizaciones) y específicos (propios de la actividad desarrollada).
  7. Seleccionar los indicadores clave de desempeño de los procesos así como la metodología de medición de los mismos.
  8. Implementar efectivamente todos los procesos definidos.
  9. Monitorear la eficacia del sistema de gestión a través de los indicadores clave seleccionados y la aplicación de técnicas estadísticas.
  10. Aplicar acciones correctivas basados en el análisis de los resultados y acciones preventivas basadas en la política ambiental.

Estos simples pasos deben ser realizados por personal especializado competente en temas ambientales, o al menos con asistencia de expertos en la materia. La implementación del sistema de gestión ambiental, en general, no determina cambios significativos en la organización, sino que constituye un complemento importante de la gestión general. A diferencia de lo que acontece con los sistemas de gestión de la calidad, que impactan en el corazón del negocio o actividad de la organización, la cuestión ambiental es en la mayoría de los casos una cuestión operativa pero significativamente importante.

Como certificar  ISO 14001

COMO CERTIFICAR ISO 14001

El presente texto es un extracto del informe “CÓMO CERTIFICAR ISO 14001″, elaborado por los directores de Calidad & Gestión -Roberto Lemo y Hugo Gonzalez- con el objeto tratar los principios y las directrices que permitan a una organización implementar de manera efectiva un sistema de gestión ambiental apropiado a sus necesidades, basado en los requerimientos de la Norma Internacional ISO 14001, y alcanzar así su certificación.

Se trata de un e-book en formato PDF con sólida información basada en la experiencia de los autores en la implementación de sistemas de gestión ambiental en numerosas organizaciones, que aporta valor a las empresas  interesadas en lograr la certificación ISO 14001.

Este informe se envía por e-mail en forma gratuita, solicite su ejemplar ahora mismo!

Bibliografía:

Revised ISO 14001 standard moves step closer – Stephen Kennett – 2degrees News (2014)
ISO 14001 Revision Receives Majority Support, Moves Forward – http://www.environmentalleader.com – (2014)
IEMA News – http://www.iema.net/
Cómo certificar ISO 14001 – Informe, R. Lemo – H. Gonzalez – Calidad & Gestión (2013)
ISO 14001:2004 – Requisitos para sistemas de gestión ambiental

KIT PARA IMPLEMENTAR ISO 14000

KIT PARA IMPLEMENTAR ISO 14000

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015

26 noviembre, 2014 7 comentarios

PROCESO DE ACTUALIZACIÓN DE LA NORMA ISO 9001

En el año 2012  la International Organization for Standardization – ISO decidió que todos los estándares de sistemas de gestión deberían utilizar un marco común conteniendo una macroestructura consistente en texto comunes y la misma terminología, lo que sería aplicable a nuevos estándares y futuras revisiones de los ya existentes.

La generación de este marco común busca conseguir los siguientes objetivos:

  • Estandarización y efectividad en el desarrollo de normas para los comités técnicos de ISO.
  • Mayor alineamiento y compatibilidad entre normas.

Actualmente está en curso el proceso de elaboración de las nuevas versiones para las normas ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015.

La actual norma ISO 9001, en vigor desde 2008, está en proceso de revisión. Ya sufrió una anterior revisión de la versión del año 2000 cuyos cambios no fueron especialmente significativos.

Actualmente existe un borrador de norma ISO/DIS 9001 (Draft International Standard) en proceso de discusión e introducción de cambios pero que sirve para orientar sobre posibles futuros cambios, aunque es conveniente tener presente que al estar en pleno proceso de discusión y participación, es bastante aventurado dar por válidos los cambios actuales que se presentan, sin bien hay líneas generales que parece que serán definitivas.

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015

Una de las últimas etapas en el proceso de revisión de la ISO 9001 ha sido publicada como ISO/DIS 9001 en fecha 08/05/2014. Es el primer borrador formal de la norma que describe los potenciales requerimientos de la versión revisada de la ISO 9001.

No es la versión final de la norma. Sin embargo, el DIS entrega una indicación de aquello que podría ser incluido en la norma. Otros cambios podrían ser incluidos, desde luego, antes de la publicación final de la ISO 9001:2015, actualmente prevista para el último trimestre del 2015.

Los principales cambios propuestos en ISO/DIS 9001 son:

  • Estructura y terminología, incluyendo la incorporación del anexo SL como marco de referencia de la nueva estructura de requisitos normativos;
  • El contexto interno y externo más amplio para el sistema de Gestión de calidad de la organización (cláusulas 4 y 6);
  • Requerimientos más detallados para el Sistema de Gestión de Calidad (ampliación de cláusulas: 5 & 7 – 10).

La ISO/DIS 9001 alienta una mayor focalización en la gestión de calidad como parte de un enfoque basado en riesgo.

Con el fin de integrar mejor todas las normas y que se realice una mayor comprensión del enfoque a procesos se han reestructurado los capítulos de la norma en 10 bloques, que se denomina HLS (estructura de alto nivel, en sus siglas en inglés), será común para las nuevas normas y actualizaciones, e incluye:

  • Introducción
  • 1. Alcance
  • 2. Referencias normativas
  • 3. Términos y definiciones

Los requisitos normativos están del 4º al 10º bloque. Y para el caso de ISO 9001, puede hacerse una correlación entre la actual estructura de requisitos y la nueva, mediante una Matriz de correlación a partir de ISO 9001:2008 a ISO 9001:2015.

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 - 4. SISTEMA DE GESTION DE LA CALIDAD

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 – 4. SISTEMA DE GESTION DE LA CALIDAD

La ISO/DIS 9001 requiere que las organizaciones establezcan un Sistema de Gestión de Calidad para determinar aspectos internos y externos pertinentes, comprender la necesidad y las expectativas de las partes interesadas, especificar el ámbito de aplicación del Sistema de Calidad y considerar estos aspectos en conjunto con el fin de comprender adecuadamente las oportunidades y los riesgos que éstos representan para la organización.

El cambio propuesto en la metodología implica un alejamiento del enfoque orientado “hacia el interior de la organización” dirigiendo el desarrollo e implementación del Sistema de Gestión de Calidad hacia un enfoque donde los factores externos tienen gran influencia en la manera como el Sistema de Gestión de Calidad es enfocado y priorizado para ser lo más efectivo posible en relación a los principales objetivos internos y externos.

Una organización que busca implementar un Sistema de Gestión de Calidad, necesitará determinar las partes interesadas relevantes al Sistema de Gestión de Calidad y sus requerimientos.

Estrechamente alineado con el contexto de una organización es la adopción de un enfoque basado en el riesgo al desarrollar e implementar el Sistema de Gestión de la Calidad.

La organización deberá identificar los riesgos y oportunidades que deberán ser abordadas para asegurar que el Sistema de Gestión de Calidad puede lograr los resultados previstos, en particular aquellos relacionados en forma relevante con el contexto de la organización.

La organización deberá tener planes de acción para abordar dichos riesgos y oportunidades, integrarlos e implementarlos dentro de los procesos del Sistema de Gestión de Calidad y evaluar la efectividad de dichas acciones.

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 - 5. RESPONSABILIDAD DE LA DIRECCION

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 – 5. RESPONSABILIDAD DE LA DIRECCION

 

REQUISITOS EXCLUIBLES

La nueva versión de la Norma ISO 9001:2015 prevé que todos sus requisitos sean aplicables, dejando abierta la posibilidad de determinar y justificar la no aplicabilidad de un requisito siempre y cuando no impacte a su capacidad para proporcionar productos y servicios conformes y mejorar la satisfacción del cliente.

Esta determinación puede variar a lo largo del tiempo, en base a la naturaleza de los riesgos y oportunidades que encuentre. No podrá decidir la no aplicación de un requisito cuando éste, en base del alcance de la organización, se puede aplicar perfectamente.

GESTIÓN DEL RIESGO Y ACCIÓN PREVENTIVA

La gestión del riesgo supone un diseño preventivo del sistema de gestión, desapareciendo el apartado específico “Acción Preventiva”. Se pide a las organizaciones que identifiquen el contexto en el que operan y localicen los riesgos y oportunidades que deben ser tratados, que debe ser base para el diseño del sistema de gestión.

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 - 6. GESTION DE RECURSOS

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 – 6. GESTION DE RECURSOS

Además de la adopción del enfoque basado en riesgos, habrá varios nuevos requerimientos:

  • Cualquier organización que implemente un Sistema de Gestión de Calidad, deberá identificar la competencia necesaria para el personal que realiza tareas que afectan a la Calidad, así como asegurar que dicho personal es competente para realizarlo.
  • Permanece el requerimiento de identificar y mantener el conocimiento necesario para asegurar que se logre la conformidad de productos y servicios.
  • Las “Acciones Preventivas” ya no son una cláusula específica en la ISO/DIS 9001, ya que la prevención es el objetivo primario de un Sistema de Gestión de Calidad adicionalmente al enfoque basado en riesgo.

La ISO/DIS 9001 espera directamente que las organizaciones realmente apliquen un enfoque basado en procesos cuando se planifica, desarrolla e implementa el Sistema de Gestión de la Calidad. La versión también incluye una lisa de requerimientos esenciales para un enfoque de este tipo. La intención es asegurar que la organización sistemáticamente defina y gestione, no solo los procesos, sino la interacción entre ellos.

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 - 7. REALIZACION DEL PRODUCTO

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 – 7. REALIZACION DEL PRODUCTO

Las referencias a la acción preventiva han desaparecido, sin embargo el concepto básico de identificar y abordar los problemas potenciales antes de que sucedan se refuerza en la nueva versión. El ISO/DIS 9001 ahora habla en términos de riesgos y oportunidades. Las organizaciones deben evidenciar que han determinado, considerado y, cuando es necesario, tomado las acciones para tratar los riesgos y oportunidades que podrían afectar (positiva o negativamente) la capacidad de su sistema de gestión de la calidad para cumplir con los resultados previstos o que puedan afectar la satisfacción del cliente.

El término “producto” se sustituirá por “productos y servicios”. Anteriormente, la inclusión de los servicios en la definición de productos era implícito. Con la inclusión de una referencia explícita a los servicios, los redactores de las normas tratan de reforzar que la Norma ISO 9001 es aplicable a todas las organizaciones, no sólo a las que ofrecen productos físicos.

El DIS 9001:2015 en la cláusula 10 reconoce que la mejora gradual (continua) no es la única vía para alcanzar y demostrar la La mejora también puede surgir como resultado de avances periódicos, el cambio reactivo o como resultado de la reorganización. Por lo tanto, el título de esta cláusula es ahora “Mejora” (ISO 9001:2008 8.5.1 se refiere a la “mejora continua”).

La frase “productos y servicios provistos externamente” reemplaza “Compras”. La cláusula 8.4 establece todas las formas de provisión externa, ya sea mediante la compra a un proveedor, a través de un acuerdo con una empresa asociada, a través de la externalización de los procesos y funciones de la organización, o por cualquier otro medio.

La organización debe adoptar un enfoque basado en el riesgo para determinar el tipo y el alcance delos controles apropiados para cada proveedor externo y para todos los productos y servicios provistos externamente.

Se han eliminado las referencias al manual de la calidad, a los procedimientos documentados y los registros de la calidad. En lugar de ello, a lo largo del DIS 9001:2015 se observan referencias específicas a “información documentada” la cual es la información que la organización requiere mantener y controlar. Los medios para dejar constancia de esta información depende de la propia organización; los formatos y los métodos de conservación no se prescriben en el DIS 9001:2015.

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 - 8. MEDICION, ANALISIS Y MEJORA

MATRIZ DE CORRELACIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 – 8. MEDICION, ANALISIS Y MEJORA

AGENDA DE REVISIÓN DE ISO 9001 E ISO 14001

Para el caso en particular de las normas ISO 9001 e ISO 14001, la ISO espera publicar en el año 2015 las respectivas nuevas versiones.

Para alcanzar este objetivo, se deben llevar a cabo diversos eventos para los cuales se definió una agenda que se sintetiza en el siguiente gráfico:

 

Agenda de revisión para ISO 9001 e ISO 14001

Agenda de revisión para ISO 9001 e ISO 14001

TRANSICIÓN DE ISO 9001:2008 A ISO 9001:2015 – RECOMENDACIONES

La transición de la norma dependerá de la fecha de publicación definitiva de la misma y los criterios que marquen las entidades de acreditación a las entidades de certificación, si bien se prevé un periodo transitorio de convivencia de ambas normas durante 3 años.

En base a experiencias anteriores y de manera aproximada, es posible adelantar el siguiente calendario de transición.

Empresas ya certificadas con ISO 9001:2008: 

  • Pueden solicitar a su certificadora que su auditoría de mantenimiento de certificación se realice en base a la nueva versión de la norma ISO 9001:2015, prevista en septiembre de 2015, al día siguiente de su publicación, aunque dispondría hasta septiembre de 2018 para realizar la transición.
  • En septiembre de 2018, toda organización con certificado ISO 9001:2008 que no haya pasado comité de certificación según la norma ISO 9001:2015 perdería su validez total.

Empresas que tienen previsto certificar inicialmente su sistema de gestión ISO 9001

  • Antes de septiembre de 2015: Hasta la publicación de la nueva versión de la norma ISO 9001:2015, prevista en septiembre de 2015, no se podrá realizar la auditoría inicial en base a esa versión de la norma, por lo que se certificaría contra la ISO 9001:2008 y tendría que realizar la transición posteriormente.
  • De septiembre de 2015 a marzo de 2017: Podrá elegir si realizar la auditoría contra una versión u otra. Si se realiza contra la versión 2008, deberá realizar posteriormente la transición.
  • A partir de marzo de 2017: Toda auditoría inicial se realizará conforme a ISO 9001:2015 ya que en septiembre de 2018, toda organización con ISO 9001:2008 que no haya pasado comité de certificación contra la nueva norma perdería su validez total.

 

Bibliografía:

DIS 9001:2015, Quality management systems — Requirements, ISO/TC 176/SC 2
ISO 9001:2015: Decodificando un marco común, el futuro de las normas ISO – DNV GL – Ing. Roxana Ruscitti

 

WORKSHOP ISO 9001:2015

WORKSHOP ISO 9001:2015

 

KIT PARA IMPLEMENTAR ISO 9000

KIT PARA IMPLEMENTAR ISO 9000

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 186 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: